Izquierda Comunista - Chile

Switch to desktop

Declaración Izquierda Comunista ante catastrofe en el norte de Chile

Ante el desastre del norte solidaridad con nuestra clase.

 

Nuevamente la naturaleza ha golpeado ferozmente a una parte importante del pueblo chileno, el 2010 fue el terremoto tsunami en la octava región y,  hoy,  el temporal de lluvia en el norte chico. Otra vez  será el sector mas pobre de los trabajadores quienes perderán sus casas, sus pertenencias y hasta sus vidas.

Este nuevo desastre  tiene responsables y no es precisamente la naturaleza, si no , quienes durante décadas han dirigido el país y han sido incapaces de invertir en Obras Públicas orientadas a enfrentar los embates  a que se enfrenta nuestra geografía. 

Seguramente las noticias repetirán hasta la saciedad las desgracias de las familias damnificadas y junto con ello mostrarán la comitiva del gobierno en la zona siniestrada para que parezcan comprometidos con los pobres. Los trabajadores y el pueblo no debemos dejarnos engañar, no debemos aceptar solo discursos, debemos exigir que el gobierno y  todas las autoridades asuman un real compromiso, decidiendo con urgencia una inversión en Obras Públicas  que resuelva los problemas de los trabajadores y las familias damnificadas, entregando viviendas a quienes las perdieron y un ingreso mensual a las familias que sin duda no podrán salir a trabajar.

Por otra parte vemos con estupor que una vez mas, tal como lo hizo en Concepción, Bachelet decreta estado de emergencia y envía al Ejército a la zona, ante lo que debemos decir claramente que la tarea Central del Ejército no es la de cumplir labores de rescate sino la de proteger, resguardar y defender la “Sacrosanta Propiedad Privada” ante cualquier atisbo de saqueo.

Desde Izquierda Comunista  llamamos a todos las organizaciones sindicales, políticas, Sociales, de DDHH y a todos  los trabajadores a solidarizar con nuestros hermanos de clase, exigiendo al gobierno que implemente no solo soluciones de emergencia si no de fondo, no permitamos que se repita lo que se hizo con los damnificados del terremoto que hasta el día de hoy no reciben sus viviendas.

¡Los trabajadores y el pueblo nortino no están solos!